La política cuestiona la cacería del Rey