La vicepresidenta destaca las “dificultades técnicas” para reducir los aforados a 22