Un vídeo desata la polémica en Magaluf