La Palma, desde las alturas: edificaciones a medio destruir en las zonas donde no avanza el magma