La virulencia del volcán de la Palma: lanza fragmentos de hasta un centímetro a 3,3 km de distancia