El yihadista danés retornado quería comprar armas en España