El pulpo de Oms, un manjar por descubrir