"No hay que ocultar la sensación de que somos favoritos"