Lo que olvidamos en los hoteles: Pelucas, dentaduras postizas, relojes y bolsos de marca