La policía investiga si el presunto parricida de Alzira quiso vengarse de su mujer