El doble parricida de Castellón quiso vengarse su exmujer