Los pescadores que participaron en la limpieza del Prestige tuvieron problemas respiratorios durante 5 años