1-2. Un pésimo Sporting regala los tres puntos al Málaga, un rival directo