¿Quieres casarte conmigo, mejillón?