Los pilotos aceptan las garantías y disputarán la carrera