Las mujeres postmenopáusicas tienen un 40% de probabilidades de padecer una fractura osteoporótica