El preestreno de 'Cien años de perdón' que se convirtió en toda una película de acción