La prensa, maravillada con La Roja