La presidenta argentina no se reunirá con Marsans pero si con otras empresas