El presidente de Ferrari ve "muy delicado" el momento que vive su escudería