La primera parte, en gestos