Los profesionales taurinos quieren tener en Cultura un órgano como el INAEM