Entre 3 y 5 tazas de café al día puede reducir el riesgo de obstrucción arterial