El equipo de refugiados que, sin haber comenzado los JJOO de Río, ya ha ganado