Desolación de la familia de las víctimas porque el Supremo no repite el crimen de Almonte