El cantaor Miguel Poveda y el sumiller Josep Roca funden su arte