El oro líquido, acompañante de lujo