El cerdo de San Antón, protagonista de una fiesta gastronómica que data del siglo XVI