Una copa de vino, inicio de un viaje placentero