Las sardinas, a un paso de desaparecer de nuestra dieta