El vino y la música se funden en una orquesta perfecta para los sentidos