Los reyes agasajados por Mohamed VI con una cena de gala