Se saca un selfie con el móvil que acaba de robar y el dueño la sube a las redes sociales