Tercer cajero reventado en tres semanas en Málaga