La dura realidad de las cifras del coronavirus: los contagios diarios superan a los registrados entre marzo y abril