EEUU por fin se toma en serio el Covid-19 con récord de contagios y las peores previsiones