El coronavirus sigue afectando a los más mayores: el 10% de los contagios totales provienen de residencias