Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Enjuagues para lavarse la boca y la lengua, tan importante como enjabonarse las manos para frenar la covid

30/09/202011:57h.
  • El doctor Xavier Xercavins, experto en medicina preventiva y que ha investigado profundamente este tema, hace un llamamiento urgente a la población general y a las autoridades sanitarias

  • El uso de enjuagues bucales eficaces contra el virus podría ayudar a reducir la carga viral y posiblemente el riesgo de transmisión

¿Por dónde entra el coronavirus en nuestro cuerpo? Por la boca y la nariz, básicamente. La importancia de la lengua, la boca y la nariz en la transmisión del coronavirus se demuestra ante dos síntomas evidentes, la pérdida del olfato y del gusto. Hay que extremar la higiene bucodental. 

"Tenemos tos porque el virus se aloja en la garganta, perdemos el gusto porque hay muchos receptores ECA2 en la lengua y perdemos el olfato por lo mismo en la nariz. Tenemos que limpiar la lengua una vez al día, enjuagarnos con colutorio dos veces al día durante 30 segundos, hacer una limpieza interproximal, con cintas dentales, entre otros, y el cepillado tres veces al día por lo menos durante dos minutos. Es vital para prevenir el virus", señala a Informativos Telecinco Rosalía Gozalo, vocal de Dermofarmacia y Productos Sanitarios del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM). Son recomendaciones claras. 

Cuidar el cepillado en los colegios también es vital. Más durante estas semanas. "Cuando los niños escupen al lavarse los dientes en el centro escolar, también propagan el virus. Será mejor hacer la higiene de la boca por la mañana y por la noche y evitar ese cepillado en los colegios, porque también estaremos propiciando el contagio. El cepillo hay que lavarlo y aclararlo tras el lavado, sacudirlo y secarlo bien, incluso con una toalla. Hay que evitar el contacto con otros cepillos y cambiarlo tras un proceso infeccioso. Y hay que aplicarle, por ejemplo, un colutorio por lo menos una vez a la semana", matiza Gozalo. 

La solución al contagio de coronavirus sigue siendo el objetivo principal del mundo y la prevención, hasta el momento, se convierte en la mejor vacuna. Y no solo con el lavado de manos y la distancia social. A medida que los meses pasan, los expertos van descubriendo nuevos hallazgos sobre los tratamientos para prevenir la infección por covid19. La llegada de una vacuna se prevé a largo plazo, mediados del año que viene, por lo que se deben buscar otras respuestas.

Algunos enjuagues bucales y pastas de dientes presentan un componente que reduce la carga vírica y, así, disminuyen la posible transmisión, especialmente de asintomáticos. Es un camino del que se ha hablado poco, sorprendentemente teniendo en cuenta que ya son varios estudios al respecto y numerosos profesionales sanitarios los que apuntan a que "limpiarse la lengua es esencial". 

Se ha demostrado que se pueden detectar altas cargas virales en la cavidad oral y la garganta de algunos pacientes de covid19. El uso de enjuagues bucales eficaces contra el virus podría ayudar a reducir la carga viral y posiblemente el riesgo de transmisión del coronavirus a corto plazo. Esto podría ser útil, por ejemplo, antes de los tratamientos dentales. Sin embargo, los enjuagues bucales no son adecuados para tratar las infecciones por covid19 o para protegerse contra el contagio del virus. Son preventivos, antes de que la enfermedad se desarrolle.

El doctor Xavier Xercavins, en este sentido, hace un llamamiento a la población general y a las autoridades sanitarias. El médico experto en Medicina Preventiva considera que "si se recomendara aumentar la limpieza bucodental", apoyándola en enjuagues o pasta de dientes que contengan cloruro de cetilpiridinio, CDC, "se haría un gran favor a España y a la humanidad". Además, propone otros productos como la providona yodada (betadine) y el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) con cantidades y soluciones específicas. Farmacéuticos y dentistas apoyan su teoría en el primer caso, pero dudan del uso de los dos últimos productos, "depende de las concentraciones", señala el doctor Xercavins.

El doctor Xercavins envió en el mes de marzo a un centro de investigación de referencia los estudios que realizó sobre los preparados. Desde entonces, los científicos siguen investigando los hallazgos en un laboratorio de biotecnología. No obstante, son muchas las voces que ya piden acciones por parte de las instituciones oficiales. "Con el CPC ya estamos prácticamente con la evidencia científica. El estudio publicado por virólogos de la Ruhr-Universität Bochum (Alemania) es muy contundente al señalar que el virus puede ser desactivado con enjuagues", destaca a Informativos Telecinco Xercavins, que explica en doce vídeos en Youtube este método para frenar al SARS-CoV-2. 

Según el documento alemán, publicado en la revista 'Journal of Infectious Diseases', los investigadores probaron ocho enjuagues bucales con diferentes ingredientes que están disponibles en farmacias de Alemania. Mezclaron cada enjuague bucal con partículas de virus y una sustancia de interferencia, con el fin de recrear el efecto de la saliva en la boca. La mezcla se agitó durante 30 segundos para simular el efecto de las gárgaras.

Después, utilizaron células Vero E6, que son particularmente receptivas al SARS-CoV-2. Para evaluar la eficacia de los enjuagues bucales, los investigadores también trataron las suspensiones de virus con un medio de cultivo celular en lugar del enjuague bucal antes de añadirlas al cultivo celular.

Todos los preparados probados redujeron el virus. Tres enjuagues bucales lo redujeron hasta tal punto que no se pudo detectar ningún virus después de un tiempo de exposición de 30 segundos. Si este efecto se confirma en la práctica clínica y cuánto tiempo dura, debe ser investigado en estudios posteriores. "Hacer gárgaras con un enjuague bucal no puede inhibir la producción de virus en las células, pero podría reducir la carga viral a corto plazo en los lugares donde existe un mayor potencial de infección, a saber, en la cavidad oral y la garganta, y esto podría ser útil en determinadas situaciones, como en el dentista o durante la atención médica de los pacientes de covid19", explica el líder del estudio, Toni Meister.

El coronavirus generalmente no ataca directamente al pulmón, sino que se queda en nariz y boca

Los investigadores alemanes descubrieron que, por lo general, el coronavirus no pasa directamente al pulmón y lo ataca, sino que se queda en la boca y la nariz. Estos enjuagues también se pueden aplicar en la nariz, según apunta Xercavins "Yo desde hace 20 años lo prescribo a unos pacientes especiales y funciona sin problemas incluso colocando los productos en la nariz", precisa.

"El virus tiene una capa de grasa que se destruye con estos productos. No hablamos de antibióticos, los colutorios actúan por contacto. Si el CPC toca el virus lo destruye. No se necesitaría un tratamiento cada ocho horas. Es un desinfectante y tenemos la suerte de que la defensa del virus es débil", añade. 

La limpieza de la lengua resulta fundamental. El virus entra por nariz y boca, y ahí encuentra la primera barrera de nuestro cuerpo. Hay personas que cuentan con defensas suficientes y particularidades para enfrentarse al virus y como mucho se convierten en asintomáticos. Pero la lengua puede convertirse en un paralizador del virus. "Las autoridades sanitarias deberían prestar atención a esto. El CPC vale 20 céntimos al día y se encuentra en productos como enjuagues o pasta de dientes. Tienen que llevar una concentración del 0,005 y el 0,007", comenta el doctor. 

Los farmacéuticos españoles apuestan por el cloruro de cetilpiridinio

"Efectivamente existe una gran relación entre higiene bucodental y el SARS-CoV-2. Sabemos que la cavidad bucal representa una zona de alto riesgo de infección, porque el virus realmente se está alojando en garganta, nariz y boca. El virus entra a través de la boca y afecta a las células a través de receptores ECA2. Este virus necesita anclarse a estos receptores para multiplicarse y existe una altísima densidad de estos receptores en la cavidad bucal. Sobre todo en la lengua", señala Rosalía Gozalo. 

No solo hay que lavarse las manos, también la boca

"Sí, en la lengua existe una altísima densidad de estos receptores, y el virus entra por la boca. Lo que tengo que hacer es, igual que me enjabono las manos, tengo que 'enjabonarme' la boca, pero no con cualquier cosa. Sí que es verdad que sabemos que durante los primeros 10 días los pacientes son asintomáticos -pero contagiosos-. Actualmente se está trabajando en una hipótesis que dice que si logramos disminuir la carga viral en la boca, podríamos ser menos contagiosos, es decir, disminuiríamos el riesgo de transmisión y, además, la enfermedad sería menos grave. Porque la carga viral está relacionada con la gravedad de la covid19", explica la vocal del COFM. 

En este sentido, Rosalía constata que "sabemos que el cloruro de cetilperidinio, CPC, lo que hace es que actúa sobre la membrana lípidica del virus y lo desactiva. Se está trabajando en este sentido. Es verdad que las medidas básicas son fundamentales, pero no estamos cuidando la higiene de la boca. Como tampoco estamos cuidando el cepillo de dientes". Y sí, no lo cuidamos en esta pandemia como deberíamos teniendo en cuenta que es un vehículo de contacto diario con la boca. De hecho, los aerosoles del baño llegan al cepillo, según confirman recientes estudios. Y eso puede convertirlo en un vehículo de transmisión.

A la hora de limpiar la boca, la experta apuesta por el CPC, "que es un principio activo que se encuentra en los colutorios. "El enjuague tiene que tener CPC o clorhexidina. El CPC no se ingiere vía oral, no se toma. Estamos hablando de hacer un 'enjabonado' en toda la cavidad oral, incluida la garganta y la lengua. Entonces, tendríamos que utilizar una pasta de dientes más específica y un enjuague con un colutorio un poco más específico", recomienda la experta. 

Gozalo no es partidaria de usar otros productos más allá del CPC porque "tenemos que pensar que la mucosa bucal es parte de nuestro cuerpo y hay que protegerla. En la boca tenemos más de miles de especies de microorganismos. Unos son patógenos y otros son comensales. Incluso tenemos una flora que es buena y nos protege".

"No podemos, por enfrentarnos al coronavirus, lesionarnos la mucosa o el esmalte dental. Debemos tener cuidado en lo que utilizamos. Existe un protocolo publicado también por los dentistas donde tú vas a una consulta y lo primero que se hace es un enjuague. En cuanto al agua oxigenada, no todas se pueden utilizar vía bucal. El agua oxigenada que encontramos para desinfectar una herida no es la que se utiliza para esto. Es importante consultar con especialistas", destaca. 

"Lo más útil para la población general es acudir a un sitio de referencia, a un canal, en este caso la farmacia, donde saben lo que es el CPC, qué dilución hay que utilizar y se les va a indicar cuál es el colutorio y el enjuague bucal que tienen que utilizar. Y en qué caso se puede utilizar", subraya. 

Los dentistas ya utilizan enjuagues bucales específicos

Vanesa Azores, presidenta de Hides (Federación Española de Higienistas Bucodentales) confirma también que "está habiendo mucha investigación que parece que este tipo de enjuagues baja la carga vírica". Los dentistas ya lo usan.

"Cuando llega el paciente por la puerta, aparte del protocolo, cuando se sientan en el sillón les hacemos un enjuague previo con CPC. En pacientes que padecen covid19, pues disminuye la carga vírica, que ya es bastante", explica Azores. También lo recomiendan para pacientes que son vulnerables, "con muchas patologías".

Desde Hides también descartan el "uso de la providona yodada y peroxido de hidrogeno". Aunque el doctor Xercavins con su investigación ha visto que con diluciones apropiadas sí son efectivos. Pero al menos ya tenemos un recurso barato y práctico que siempre, de la manos de farmacéuticos y especialistas en higiene bucal, podemos convertir en la mejor prevención contra el coronavirus.  

El doctor Xercavins señala que "el virus cuando se aspira podría entrar por aerosoles y burlar las barreras de boca y nariz. Entonces impactaría en rinofaringe. Así que es muy importante, no solo colocar el preparado en nariz y hacer enjuagues, sino sobre todo hacer gargarismos potentes para llegar al máximo a la rinofaringe".

0 comentarios