Abrazarles, darles la mano: la mejor terapia para los españoles del Gomez Ulla que se liberan ya de la cuarentena