Tras las fiestas de Navidad toca vigilar el colesterol