Los brotes no cesan: Lleida instala un hospital de campaña aunque no se confina y Madrid se suma a los rebrotes