Margarita del Val advierte que la tercera ola será más dura por culpa de frío: en casa confinados y con abrigo