El Gobierno apuesta por el uso de mascarillas reutilizables en una campaña para reducir los residuos