Una mujer sale del hospital tras cuatro meses y medio luchando contra el coronavirus y después de superar un cáncer y un ictus