Un niño de 7 años, en observación por posible contagio de coronavirus en Mallorca