Nueva Zelanda confirma su primera muerte por coronavirus