La OMS estima que la próxima semana se alcanzarán los 10 millones de casos de COVID-19