La pandemia del nuevo coronavirus supera los 323.000 muertos y los 4,9 millones de casos en el mundo