No comer ni beber antes de recibir anestesia: parte de lo ingerido podría volver a la boca tras se intubados

Esta es la razón de por qué se recomienda no comer ni beber antes de recibir anestesia