El riesgo de contagio del coronavirus es 19 veces más alto en espacios cerrados que al aire libre